fbpx

¿Prevenir o curar?

por Lluis Campderrós
5 semanas hasta el hito – Maratón de Sevilla: 23 de febrero de 2020

Hoy me gustaría empezar con una pregunta para todos vosotros…

 

¿Sois de prevenir o de curar?

 

Como todo buen runner, correr nos da vida. No hay cosa que ansiemos más en nuestros días que dedicar tiempo a meter quilómetros en nuestras patas. Pero hay momentos en la preparación de cara a un hito que nos obligan a parar, analizar que ha pasado, cambiar hábitos, y seguir con más fuerza al cabo de unos días.

 

El camino hacia un maratón, una media, nuestras marcas deseadas hacia un 10K o un 5K, será largo. Acumularemos infinidad de quilómetros en nuestras piernas, y nos daremos con un muro de realidad: NO TE DEDICAS A CORRER – ¡ES TU “HOBBY”!

 

Pero vaya con la afición… Te alegra más hacer MMP que la doble de Navidad (obviamente quizá exagero para muchos, pero entendéis la idea) y al igual que te aporta una dosis de felicidad increíble, hay días en los que se te cae el mundo al suelo, al ver que – y no es la primera vez – una dolencia te hace parar. Tu intentas forzar esas piernas un poco más, te auto-convences rodando más lento, de que aquello es pasajero y que pasará. 

Pero el dolor pasa de ser molestia a agudo, y luego piensas ¿no será mejor parar?

 

En ese instante te invaden mil pensamientos negativos… ¿Cuándo podré volver a correr? ¿Qué he hecho estos últimos días para que me pase esto a mi? ¿Perderé la forma estos días que esté inactivo?…

Un tsunami negro de negativismo que contagia todas tus actividades diarias. No lo puedes evitar. No puedes sumar, el hito está más lejos que hace 24h, pero los días van cayendo igual…

Sufres.

Sufres muchísimo, pero de golpe, como buen runner, debes levantar cabeza. Transformas esa energía negativa, en motivación para recuperarte y tirar adelante.

 

Esta semana ha sido así, después de un grandioso entreno de Series el miércoles (3x3000m), el jueves en el rodaje a ritmo maratón, mi gemelo dijo ¡PARA YA!

Y tuvimos que hacerle caso si no queríamos ir a peor. Por suerte, una sobrecarga en el soleo, otra en el isquio y para rematar, un poco de dolencia el glúteo… La pierna derecha había muerto, solo tenia los dedos de los pies bien. 

 

Así que acabamos hoy una semana que empezó de más y ha ido a menos poco a poco… Pero mañana empezamos a recuperarnos, a ver la luz al final del túnel. Solo quedan 5 semanas ya para Sevilla, y no dejaremos que desaparezca su color especial… 

KiIómetros
37,37km 40%
Motivación
50%
Ilusión
70%
Estado físico
40%
Odio al entrenador
10%

Ayudanos a crecer, compártelo con tus seguidores.

Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Acceso zona privada

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Si continua  navegando estás aceptando la  política de cookies.